1900

    Dicen los mayores de mi barrio que hace 114 años la casa donde yo nací comenzó siendo una fábrica de paraguas, sombreros y juguetes.
   Tuvieron que pasar cerca de 50 años para que convirtieran la vieja fábrica en pisos.
   Esta semana le hemos dicho adiós a la casita, ya que la han derribado.
   Ver como derriban un edificio me producido un cierto tipo de nostalgia y placer. La nostalgia, de dejar atrás tantas historias y momentos. Y el placer de desear que en un futuro la nueva casa que construyan ahí también se llene de historias que contar.
   Como decía el gran Gabo todos tenemos tres vidas: la pública, la privada y la secreta.
   Y es esa vida secreta de alguien la que  ha salido a relucir....

   Son curiosas las sorpresas con las que te puedes encontrar. Y yo me pregunto: ¿estaría entre nosotros el propietario? ¡Quién sabe!
 La verdad es que a mi lado había decenas de personas  contemplando como los dientes de la máquina engullían las paredes  como si de una tarta se tratara...


  Con la excusa del derribo he querido homenajear a mi familia con una merendola de cupcakes. 
   Y ya que me han vuelto a regalar un paquete de chocolate Milka,esta vez de toffee y avellanas(debe ser que a mi chico le  gustaron mucho los anteriores :P), les preparé estos cupcakes:




    Cupcakes de Milka Toffe y avellanas:

Ingredientes:

100 ml de aceite de oliva suave
155 gr de azúcar de caña
2 huevos
1 yogur griego
155 gr de harina
1 1/2 tsp de levadura
30 gr de almendra molida
1/3 tsp extracto de vainilla
12 onzas de chocolate Milka Toffee y avellanas

 Batir el aceite con el azúcar. Añadir los huevos uno a uno y batir. Añadir la vainilla. Batir.
En otro bol, tamizamos la harina y la levadura.
Añadimos la harina alternado con el yogur. 
Mezclamos bien. Añadimos la almendra molida.Mezclamos.

Echamos la mezcla a las cápsulas rellenando poquito para poner una onza de chocolate en cada una. Terminamos de rellenar las cápsulas y horneamos a 170 grados unos 17 min.
  Para la crema podéis usar la que más os guste, yo quise hacer una ganache pero no me quedaba nata, así que me conformé con una buttercream de frambuesa, aunque no me gustan mucho a mí las buttercream... 

  Bueno, esta es otra idea para quienes no queréis zamparos las tabletas de chocolate de golpe. 
  NO se si es peor el remedio que la enfermedad porque , yo acabé comiéndome dos cupcakes antes de que llegaran a la merienda... Sí, estos de la foto ^^

 Agur eta on egin!

No hay comentarios :

Publicar un comentario